Pesto!

Pesto!

Piñones, 10 hojas de albahaca fresca, aceite de oliva virgen extra, sal, un diente de ajo. Todo bien machacadito en el mortero.

Añade queso parmesano recién rallado, un poquito de agua hasta alcanzar la textura buscada y al acabar queso viejo también rallado.

Si puedes esperar a comerlo, sírvelo de acompañamiento de un buen plato de pasta 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *